Impresiones

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Quiero atrapar el color del atardecer  Equlibrio imposible entre día y  noche, luz que muere y resurge a la vez,  dorado y  verde de la tierra que lanzan su último destello,  sombra agazapada del tiempo que agoniza, oscuridad azul que amenaza con envolver en sombras negras lo que antes palpitaba, silencio que sin ruido se apodera del mundo. El día acaba, el día muere. La noche nos invade el alma, nos asusta  y nos acoge también.

 

Nostalgia del niño perdido  Hace un año pisaba estas piedras por última vez. Hace un año el sol brillaba igual que hoy. Sentado en el atrio, refugiado en la sombra de mi niñez, el tiempo se para a mis pies . Toco los árboles que me vieron crecer, bebo el agua que apagaba mi sed. Cierro los ojos, la música suena lejana y oigo las voces que un día surgieron para no volver. Hace un año aquí me quedé. Hoy he vuelto y no soy el mismo de ayer. Busco al niño que solo jugaba y reía sin saber por qué. Las calles desiertas me hablan de un mundo que ya se fue. Todo inmutable y distinto a la vez. Pasado de un alma tranquila que hoy puedo entrever. Luz que ilumina el sueño de mi niñez. Viaje en el tiempo que me permite ver a aquel que fui y que nunca volveré a ser por mucho que pise estas piedras una y otra vez.