Azaroso destino

Aquel lunes,Eutanasio del Campo salió a la calle sin rumbo fijo. No sabía la dirección que iba a tomar. No tenía un destino definido. Echó a andar y recorrió plazas, parques y paseos sin tan siquiera fijarse en si torcía a izquierda o derecha. Empezó a llover, corrió a refugiarse en el primer bar que… Sigue leyendo Azaroso destino