Sobre los ojos

Cuando mis ojos se quedan quietos ven cosas que no había cuando estaban en movimiento. Ven vida en los azulejos de las paredes, sombras que ahora se mueven, formas tomando forma de la nada, luz donde no la había. Cuando mis ojos se cierran se abren a un nuevo mundo donde yo no dirijo la mirada. Las imágenes se agolpan bajo mis párpados y yo, sin gobierno, quedo atrapado en un lugar nacido tras la negrura. Allí, sin orden ni concierto, se mezclan seres imposibles con transformaciones irreconocibles de lo cotidiano. Cuando mis ojos duermen no descansan. Producen imágenes que inundan mis sueños de desconcierto. Pueblan las noches externa e interna de seres vivos que ninguna ley controla. Me llenan a la par de paz y desconsuelo. Cuando mis ojos se abren por la mañana buscan la luz para apaciguar su conciencia. Con la luz comienza el movimiento y con el movimiento el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s