Malditos domingos

Que no se escape junio como si no hubiera llegado. Que no se escape este verano recién empezado sin un puñado de optimismo.

Hoy que todo se me convierte en gris o casi. Hoy que estoy harto de los que proclaman tiempos pasados y siempre mejores. Hoy que nos venden la creación por kilos  yo vengo a traer algún miligramo de esperanza.

No todo está perdido. Ni Grecia ni nosotros ni el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s