Quietud y tiempo

Llega un momento en la vida cuando el tiempo nos alcanza.(No sé si expreso esto bien).Quiero decir que a partir de tal edad nos vemos sujetos al tiempo y obligados a contar con él, como si alguna colérica visión con espada centelleante nos arrojara del paraíso primero, donde todo hombre una vez ha vivido libre del aguijón de la muerte.(Luis Cernuda)

La vida en movimiento es inapreciable. Todo sucede deprisa, las sensaciones se nos escapan de entre los dedos. La calma y la quietud son indispensables para reflexionar y ser conscientes de que el mundo se mueve. Por eso, cuando pensamos cerramos los ojos. Queremos estar solos y contemplar lo que antes no podíamos ver. Una fotografía,en su eterna quietud,refleja el tiempo detenido en un instante que ya jamás volverá. El tiempo lo devora todo,hasta nuestros recuerdos. Somos sus prisioneros, es la única cárcel de la que es imposible escapar. Recordar es luchar contra el tiempo,fotografiar momentos,enmarcarlos y dejarlos anclados en nuestra memoria. Mirar nuestras fotografías es viajar al pasado, romper las reglas del juego, revivir sensaciones perdidas y olvidar que el que nos mira ya no somos nosotros. Mirar las fotografías de otros, contemplar otros rostros y otros mundos nos enseña que la verdad solo es aprehensible desde la quietud y el silencio. La velocidad y la prisa clavan sus dientes en nuestra consciencia, nos aturden, nos ciegan y recorremos nuestra milla verde sin volver la vista atrás.

La vida pasa. Pasado,presente y futuro conforman ese pasar. La línea del tiempo la vamos creando nosotros en nuestro caminar. Detengámonos de vez en cuando, plantémosle cara a ese monstuo inexorable, que como todos los monstruos ha nacido en nuestra imaginación. Haced una prueba, dejad de mirar a la gente pasar. Detened vuestra mirada en vuestras fotografías y seguro que veréis mucho más que a un niño o a un joven que os contempla desde la distancia y desde el tiempo. Desde la quietud contemplamos, en el movimiento sólo miramos, y el tiempo siempre, siempre nos alcanza.

Time it was and what a time it was it was,
a time of innocence a time of confidences.
Long ago it must be, I have a photograph
preserve your memories, they’re all that’s left you (Simon & Garfunkel)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s