El mundo por montera

María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay, duquesa de Alba de Tormes, duquesa de Berwick, duquesa de Huéscar, duquesa de Arjona, duquesa de Híjar, duquesa de Liria y Jérica, duquesa de Montoro, duquesa de Almazán, condesa-duquesa de Olivares, marquesa de El Carpio, marquesa de San Vicente del Barco, condesa de Aranda, condesa de Lemos, condesa de Lerín, condestablesa de Navarra y de Éibar, condesa de Miranda del Castañar, condesa de Monterrey, condesa de Osorno, condesa de Palma del Río, condesa de Siruela, condesa de Salvatierra, marquesa de La Algaba, marquesa de Almenara, marquesa de Barcarrota, marquesa de Castañeda, marquesa de Coria, marquesa de Eliche, marquesa de Mirallo, marquesa de la Mota, marquesa de Moya, marquesa de Orani, marquesa de Osera, marquesa de San Leonardo, marquesa de Sarria, marquesa de Tarazona, marquesa de Valdunquillo, marquesa de Villanueva del Fresno, marquesa de Villanueva del Río, condesa de Villalba, condesa de San Esteban de Gormaz, condesa de Santa Cruz de la Sierra, condesa de Andrade, condesa de Ayala, condesa de Casarrubios del Monte, condesa de Fuentes de Valdepero, condesa de Fuentidueña, condesa de Galve, condesa de Gelves, condesa de Guimerá, condesa de Ribadeo, condesa de Módica, vizcondesa de la Calzada… ¡bufff ! la Duquesa de Alba, en cuatro palabras, tenía un patrimonio estimado de más de tres mil millones de euros. Sí, un tres y nueve ceros. Uno detras de otro. Ha muerto hace unos días. Que en paz descanse. O no tanto. Una de las frases más repetidas por los que han glosado su figura es que era una mujer libre y valiente y que enfrentándose a lo establecido y a lo que de ella se esperaba se puso el mundo por montera y construyó una vida desligada de las ataduras propias de su cuna y de su rango. La Duquesa de Alba tenía un patrimonio estimado de más de tres mil millones de euros.

Parece que la duquesa vivió como quiso vivir. Fue afortunada pues siendo éste el objetivo que todo ser humano debería tener, es logrado, sin embargo, por pocos de ellos si nos atenemos a la infinita lista de deseos incumplidos, lamentos, canciones, poemas, novelas e incluso partidos políticos que nos hablan del mundo que nos gustaría pero que no alcazamos a vivir. A la duquesa no le hizo falta la ficción para crear un mundo. No necesitó la política. Ella era libre cual pajarillo. Ella  vivió y  festejó la vida a su voluntad. Ella supo ser donde los demás no lo sabemos. Ella fue el ejemplo viviente del triunfo de la voluntad. Querer es poder debería ser su epitafio. La Duquesa de Alba tenía un patrimonio estimado de más de tres mil millones de euros.

La duquesa dedicó su vida al mecenazgo y a compartir con sus conciudadanos el patrimonio que ella y sus antepasados habían logrado gracias a un trabajo denodado. Dedicó grandes esfuerzos a la difusión generosa de su colección artística. Compartió con todos nosotros todas las obras que poseía. La propiedad de las mismas se la quedó por no hacer nuestra vida aún más engorrosa. ¿Qué ganaba ella con todo ello? Nada. Pura generosidad. Bueno sí, un camino directo a la beatificación. La Duquesa de Alba tenía un patrimonio estimado de más de tres mil millones de euros.

La duquesa casi era socialista. Se conformó con ser felipista pero dio un toque moderno a la imagen trasnochada de la aristocracia. Fue rompedora, se casó con un hombre más joven. Solidaria, acudió a innumerables actos benéficos. Mundana, aceptaba de buen grado el asalto de los paparazzi que la asediaban. Con ello llenaba sus estómagos y de paso nuestros corazones. La duquesa fue una ciudadana interesada por los problemas capitales de la sociedad como lo demuestra su campaña, por ejemplo, para conseguir pienso para los caballos de paseo de Sevilla y evitar así que se comieran la corteza de los naranjos de la ciudad. En estas y en otras tantas esenciales tareas consumía su vida. La Duquesa de Alba tenía un patrimonio estimado de más de tres mil millones de euros.

La duquesa fue rompedora, rebelde, solidaria, mecenas, casi-socialista, ciudadana… Fue todo esto y mucho más que mis torpes manos no sabrían glosar. Fue buena en el sentido machadiano de la palabra. Fue libre y valiente. Fue ella en un mundo donde ser yo es tarea de titanes. Fue ejemplo y virtud. Gracias duquesa.

La Duquesa de Alba tenía un patrimonio estimado de más de tres mil millones de euros.

Nosotros, los demás, los que pisamos cada mañana temprano las aceras, los que abrimos las puertas de las fábricas, los que leemos novelas que nos hablan de otros mundos posibles, los que insultamos a los políticos pero al fin les votamos para que nos cambien la vida y el mundo, nosotros fuimos idiotas mientras ella vivió y por lo que leo y escucho después de su muerte, somos mucho más idiotas todavía.

La Duquesa de Alba dejó un patrimonio estimado de más de tres mil millones de euros.

¿Cuánto me toca?

6 comentarios en “El mundo por montera

  1. No supe de su existencia hasta que murió, solo entonces me vine a enterar que había vivido. Tuve que leer tu post dos veces. En serio. Como aún así no entendía, busqué en la Wiki y luego en una edición especial de El País… nada… tuve que preguntarle a Karen…. me quedé igual que antes, quizá peor: ella sólo me miró con la mirada fulminante bajo el sombrero y luego siguió plantando la planta que estaba plantando. Así que te lo tengo que preguntar a ti, lamentablemente, fuera de Karen no conozco a nadie más y en nuestros países no hay nobleza, de esa que parece estar lleno el tuyo. He leído por todas partes (incluso en tu post) que esta señora fue “rebelde”, pero no logro encontrar por ninguna parte contra qué se rebeló y de qué manera… ¿me lo podrías decir por favor?

  2. Empiezo por el final. Esa pregunta no tiene respuesta. Si ella fue rebelde yo soy Jean Moulin. Lo que dice la prensa de ella tras su muerte es un ejemplo de libro de la estulticia humana. Yo, según leía artículos y opiniones, me ponía rojo de ira y de vergüenza. Ira por la rabia que me producen la estupidez y los lugares comunes y vergüenza por tener que vivir en un lugar donde la nobleza todavía es envidiada y alabada. Suerte la tuya. A veces hasta Robespierre me cae simpático
    Acabo por el principio. No te molestes en leer sobre ella. Con saber lo que representa es suficiente. ¿Qué representa? Lo rancio, lo ñoño, lo injusto. La vergüenza de un país de pandereta. Los privilegios. Y según parece para algún iluminado representa la rebeldía. Vivir para ver.

  3. Gracias por responder. Entiendo tus sentimientos, pero no te sientas mal, J. Nosotros estamos infestados de funcionarios. Me resulta imposible determinar cuál categoría es peor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s