Antonio Vega

Querido Antonio:

Hace un par de horas que se terminó el concierto.Estoy  en casa ahora, sentado al ordenador escribiendo estas palabras y escuchando tú musica.De vez en cuando tengo que dejar de teclear para prestar más atención. Hay algo en tu voz que embruja. Es dificil escucharte y hacer otra cosa a la vez.Me he preguntado muchas veces dónde está la clave.Qué tienes que engancha.Cualquier canción que cantas la haces tuya.Es dificil hacer versiones.Tú tienes una rara habilidad.Las versiones que haces de canciones ajenas son siempre mejores que la original.No importa cuán famosa o cuántas veces haya uno escuchado la canción.Te voy a poner dos ejemplos: El Romance de Curro el palmo de Serrat es una canción que se clava como un puñal.Todos se la hemos oido cantar a Serrat infinidad de veces y a todos nos gusta.El día que te la oí cantar por primera vez ,la canción pasó a ser tuya.La copla no me gusta especialmente.En realidad menos que especialmente.Pues bien,fue suficiente oirte cantar ¡Ay pena, penita! para cambiar de opinión.

Las canciones que tú escribes atraviesan la piel de cualquier ser sensible.La voz te sale del alma y se me mete tras los ojos.Los cierro y escucho.Nada más.Haces fácil lo dificil.Es cierto que hay algo de tristeza en muchas de tus composiciones.Verte cantando, con la cabeza agachada, oculto tras tu pelo me hace imaginar un ser encerrado en sí mismo,tímido y distante.Tu voz,tu forma de cantar,sin embargo,se encarga de crear el puente necesario que me une a lo que sientes.

Cuando me preguntan por mis músicos favoritos o por mis canciones preferidas no siempre me acuerdo de citarte.Perdóname pero es así.Lo que sí te puedo decir es que no puedo dejar de escucharte.Si al hablar de ti hablo de magia no quiero que suene a un recurso manido para explicar lo inexplicable.Creo sinceramente que creas magia haciendo que lo que expresas cale tan hondo.No sé si para crear hay que haber sufrido.A veces pienso que ayuda.Tu vida no parece haber sido fácil.Si es así, lo siento, pero también te agradezco que nos hayas regalado el resultado de tus desvelos.De haber sido feliz probablemente te limitarías a vivir y sonreir.Tus tristezas y tu melancolía son fuente de creación y tu voz  ha ido cambiando con ellas.Cualquier cosa en tu boca se convierte en poesía.Pienso, al escucharte, en mucha de la música que se hace hoy en día.Ya no quedan casi cantantes, son sólo productos de marketing con fecha de caducidad.Están programados.Son absolutamente artificiales.Me da igual que vendan millones y que el director de moda realice un videoclip para promocionarles entre adolescentes adocenados.Si un día,con un poco de suerte, uno de esos consumidores de productos enlatados se topa con una de tus canciones, tendrá la oportunidad de comprender que lo genuino no se puede programar, que el arte y la sensibilidad no son productos de consumo y que el alma sí existe.

Hoy en el concierto, te he visto  con más energía que otras veces.Sigues pareciendo frágil, a punto de romperte.Tu cara muestra bien a las claras los estragos de tus días y de tus noches.Pero al oirte me tranquilizo.Sé que no te acabas.Respiras música y poesía y sabes que si dejas de respirar te mueres.

Te escribo estas palabras para que sepas ,y sepa quien las lea, que todavía hay esperanza.En un mundo cada vez menos sensible, donde todos hablan de arte pero no lo sienten,todavía quedan seres genuinos.Personas que transforman en belleza hasta sus sufrimientos.No importa que no estés en la primera plana de los periódicos y revistas.No importa que no estés de moda.No importan los gramys ni los emmys. Son casi siempre basura.Lo que importa es que eres auténtico y sólo lo auténtico puede emocionar.Hoy lo has vuelto a hacer y aquí estoy yo, para agradecértelo.

Tu amigo.

J.

9 comentarios en “Antonio Vega

  1. Jus, hermosa carta, seguro un gran hombre, un excelente mùsico por lo que pude apreciar. Me lo robo para mi blog tambièn. Un abrazo y nos vemos en un par de semanas, No olvides escribir palabras que hablen fuerte, asì podremos escuchar y juntarnos en un solo punto del mapa que nos hizo Milla.
    Cuidate y se feliz.

  2. Robar para difundir es parecido a lo que dicen que hacía Robin Hood.Me parece bien No te demandaré.Además creo que sería dificil dar con tu paradero en el Amazonas.Disfruta de la escapada.

  3. Ahora me arrepiento de algo que no hice… ya ves como son las cosas, siempre terminamos arrepintiéndonos de no haber… En este caso, de no haberte escrito aquí que sí lo escuché, ambos videos de tu entrada, y que me pasé –como es usual con tus recomendaciones– un rato largo en YouTube escuchándolo, viendo incluso la entrevista con Miguel Bosé y volviéndolo a escuchar. Es improbable que él haya leído directamente tu hermosa carta. Pero comunicaciones como la tuya siempre llegan a su destino, siempre se reciben de una forma u otra y ¿sabes qué? es lo único que nos llevamos en el largo viaje, porque están hechas del mismo material del que nosotros mismos estamos hechos y el mismo con que nosotros damos vida a nuestras propias creaciones: afinidad, realidad, comunicación, regadas con abundancia de admiración y estética… Quisiera quedarme un buen rato aquí y con algo de suerte, encontrarte y hasta ¿quién sabe?… quizá hasta verte… y decirte cosas que ya sabes, pero decírtelas igual, porque escucharlas desde una voz distinta a la nuestra, a menudo nos sienta bien. Tal vez lo haga…

  4. Arrepentirse sirve de muy poco.Lo bueno es que entre mi último comentario y el tuyo hay la misma distancia que hace exactamente tres meses.El tiempo no ha pasado.
    Me gustaría que fuese verdad lo que dices sobre las comunicaciones.

    Quédate cuanto quieras y habla. Yo siempre estoy por aquí.

  5. Si te gustaría de verdad, pues es verdad para ti también y entonces, es verdad. Yo también.

  6. Sonó algo tonto lo que acabo de escribir, pero eso no lo hace menos cierto. Pero sucede que la verdad (lo acabo de comprender hace sólo unos minutos; es una de esas cosas que yo pienso que tú sabes) no es necesariamente algo que existe, sino algo que nosotros “fabricamos”, cada vez que damos nuevas formas a los tres elementos mágicos: afinidad, realidad y comunicación. La verdad es una cualidad. Es como el rojo… no existe por sí mismo; no hay rojo, sólo hay cerezas, rosas, pigmento, labios rojos, no hay “rojo” como tal (bueno, con la excepción de una hoja que me encontré una vez en el parque, que era EL rojo, el color en sí…). En el caso de la verdad, tú escoges asignársela o no a algo. Es, nos guste o no, una decisión. (¡Nunca pensé que diría algo así!) Por eso es que “si es verdad para ti, es verdad”. Por ejemplo, no te imaginas la cantidad de comunicaciones tuyas que yo he recibido que sé que nunca me enviaste. Y lo mismo de aquí para allá. ¿O dirías que no? ¿Que no es cierto? ¿Que no es verdad? Así es que, de una forma u otra, tarde o temprano, la comunicación llega a su destino, si tenía un destino… la intención es causa, ya sabes. 🙂

  7. El problema de la verdad es un asunto complejo. Nos queremos agarrar a verdades eternas e inmutables.Eso nos anclaría firmemente al fondo de la vida. No es así y tienes razón.La verdad es una decisión.En el mejor de los casos un consenso.

    Conclusión: nadie te puede quitar tu verdad.

    P.D.: Nunca digas nunca jamás.

  8. Cuando es consenso (aunque sea de dos) cambia de nombre y se llama Realidad. Suscribo tu conclusión. ¿La PD es un recurso de estilo? (no sé a qué viene en esta entrada.)

  9. La PD se refería a (¡Nunca pensé que diría algo así!)
    Por lo demás, de acuerdo.
    Nos pasamos la vida deseando que nuestra verdad se haga realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s