Hoy me han puesto gafas

img_4033-2

Hoy me han puesto gafas, para leer, y recuerdo las millones de palabras que han devorado ávidos mis fatigados ojos.Vienen a mi retina los títulos gastados por el tiempo, la tinta negra, la hoja en blanco.

Hoy me han puesto gafas y he pensado en ese tiempo que se escapa, en mi abuelo que dejó las suyas sobre la mesa antes de marcharse. No acierto a ponérmelas.Permanecen guardadas en mi maleta. Cuando me acuerdo, las saco de su funda, las miro y no me hago a la idea.Yo, que siempre me las daba de lince entre los linces, que de niño asombraba a mis compañeros de clase adivinando desde la ventana del aula la hora en el reloj de la lejana iglesia.

Hoy me han puesto gafas y  miro la pantalla del ordenador más blanca, más grande y distinta.Quiero pensar que mi aspecto es más interesante. Me miro en el espejo y trato de creerme a mí mismo. Me descubro intentando poner cara de consumado lector, de incansable escritor. Me miro a escondidas, sin que nadie me vea. Ante mí desfilan las gafas de otros rostros.

Hoy me han puesto gafas y pienso en Sábato y su horror por la ceguera y pienso en Borges y en su ceguera y pienso en mí imaginándome en un mundo sin palabras. Me veo tocando un libro, pasando sus hojas sin poder leer nada. Ese mundo horrible sin luz y sin letras hace asomar al miedo por mi espalda.

Hoy me han puesto gafas  y echo la culpa a mi mente desbocada. A ese demonio que vive dentro de mí y que cuando cierro los ojos aparece, saca sus uñas y me rasga el alma. Tengo visiones como Goya y sus horrores. Quiero escapar y no puedo.Pienso entonces en la luz y en los colores, en las palabras que no se lleva el tiempo. Con ellos llega el sosiego.

Hoy me han puesto gafas y pienso que los años que me quedan pueden ser menos que los ya vividos, los libros por leer menos que los leídos. No quiero un futuro lleno de pasado, no quiero que el tiempo avance vertiginoso hacia atrás.

Hoy me han puesto gafas, ¿y qué? Estoy más guapo, parezco un hombre curtido y escondo tras los cristales todo lo que mis ojos han visto. Sonrisa y recuerdo. Recuerdo y sonrisa.

Hoy me han puesto gafas y no las he usado. Me daba vergüenza que me vieran con ellas, no quería ser el centro de las miradas.Ahora,solo y de noche, sentado ante esta ventana me las pongo, me las quito, muerdo suavemente su patilla izquierda y pienso detenido. Quiero escribir y no sé sobre qué. Pasan unos segundos, las palabras se empiezan a agolpar en mi mente. Ya está, me digo y empiezo:

Hoy me han puesto gafas…

31 comentarios en “Hoy me han puesto gafas

  1. Así nos vamos llenando de artilugios. Algunos dirán que hoy les han puesto un marcapasos, e imaginan que si fuera posible eliminar el otro dolor que allí reside… Algunos tienen fragmentos de metal en sus articulaciones, plástico en el pecho. Pequeñas marcas que nos van diciendo que nos acercamos a lo que no queremos, que nos alejamos de los tiempos en que todo era futuro y ventanas para romper. Vamos por la calle sabiendo que estamos completos sólo con la ayuda de la ciencia, y que pronto sólo seremos la mitad de nosotros mismos. Diría Silvio, esto no es una elegía.

  2. Se ve claro, Edgar, que esto no es una elegía. Me has hundido. Ahora que estaba tratando de sacarle el punto interesante a esto de las gafas y de repente me veo sin futuro, con sólo pasado y vivo gracias a artilugios mecánicos.Ya no soy un tipo completo.

    Turista en T.P.
    Dicen que el hombre es un animal de costumbres.La paradoja es que siempre está esperando que ocurran novedades.

  3. Ahora te corresponde a tí agradecer a tus fatigados ojos todo lo bueno y lo malo que te han permitido ver de éste nuestro mundo. Al fin y al cabo “…sólo con el corazón se puede ver bien, lo demás es invisible para los ojos…”. Pero mientras puedas ver podrás seguir escribiendo en este tu blog que tanto nos da a todos los que lo leemos. Yo uso gafas desde hace unos cuatro años y gracias doy de que todavía puedo ver. No se trata de verse interesante o de que te hagan un ser incompleto (todos lo somos, y el que no este de acuerdo pues todavía le falta mucho por VER y entender). Se trata de que todo en esta vida tiene su lapso de tiempo. Dale a tus ojos el regalo que se merecen.
    Un abrazo cariñoso SR JUSAMAWI.

  4. Las gafas siempre, y no se porque, dan un toque de distinción y madurez a la persona.
    Seguro que te quedan que ni pintadas, o deberia decir que le quedan? (no se su edad, no se si llamrle de usted o de tu)

  5. P.D.
    Corrigiendo la cita: ” …sólo con el corazón se puede ver bien, lo ESENCIAL es invisible para los ojos…”

  6. Sra.GP,
    Un placer VERTE por aquí.
    Agradezco todos los días a mis ojos que no me abandonen.El corazón parece tener vida propia.Nunca me hace caso.

    Gracias por tus palabras compañera de gafas.

    Hola fireinyoureyes,
    La duda ofende.
    Tú distinguido y maduro J.

  7. Me refería a un anzuelo de tu parte para saber mi género. Pienso que el que pico fuí yo.(??)

  8. Unas antiparras dan para mucho, teatralmente hablando, sirven para apuntar, para mantener las manos ocupadas al hablar, para limpiarlas en momentos muertos, para morderles la patilla, para quitártelas en un instante de excitación en la conversación, para controlar las pausas mientras te las quitas o te las pones, para disimular los ojos enrojecidos, buf…
    No te queda que aprender de los anteojos.

    Te deseo toda la fortuna en esta nueva aventura visual.

    Armando Bronca Segura

  9. Estoy todavía en las primeras sesiones.Me he atascado en la lección que consiste en pasear con las gafas puestas,parar, quitarme las gafas teatralmente, mirar a la lontananza y colocármelas con una mano.
    No pensaba que todo esto iba a ser tan dificil.

    Rompetechos

  10. A tí gafas y a mi adsl. Que puedo pensar yo de las gafas que parece nacieron conmigo. ¿Me hacen interesante?. Las he visto romperse, volar, bañarse, dormir conmigo….. y cuando me las quito dejo de ver; que bien, me las quito y dejo de ver, a veces una ventaja.
    Ahora a las mías le han añadido un nuevo nombre: lentes progresivas; van como yo, progresando hacia el fin.
    Saludos

  11. Don José, te escribo en esta víspera señalada.El 2 de mayo te acecha.
    Es curioso lo que cuentas.Yo tengo un amigo que un día, harto de estar siempre atrapado por sus gafas,decidió en un momento liberarse.Abrió la ventanilla del coche y las lanzó al vacío.Yo iba con él y sentí envidia de su valentía.Lo malo es que yo no conducía, lo hacía él.

    Salud y felicidades.

  12. Es impresionante el grado tan alto de acuerdo que existe en seguir las opiniones de un supuesto profesional que no es capaz de explicar (no sabe) por qué un par de ojos han dejado de enfocar correctamente. Te dicen que es la edad, pero esto no explica que haya niños que necesiten anteojos. Te dicen esto y aquello y te garantizo que si le preguntas a cinco diferentes, tienes cinco diferentes explicaciones. Es tan cierto que “ves mejor” con un par de anteojos, lentes, gafas… como que “se te quita” el dolor de cabeza con una pastilla. Sólo que no se te quita. Simplemente te insensibiliza un poco más de lo que ya estás. Te cierra un canal de percepción por un par de horas… Pero sabe el “profesional de la SALUD” por qué te duele la cabeza. No. No lo sabe. El farmacéutico, menos. ¿Por qué confiamos en personas que ignoran lo esencial? ¿Por qué les entregamos nuestros controles motores y sensoriales? ¿Por qué al todo el mundo esto le parece TAN natural? No me cabe la menor duda que te ves guapísimo, distinguido, interesante, maduro, enigmático y todo lo demás que te fascina parecer. Esas son las mismas razones por las que mucha gente comienza a fumar. NADIE lo hace por queun cigarrillo “sabe bien”. Si yo fuera tú, lo reconsideraría; los usaría por cuestiones cosméticas hasta aburrirme y luego averiguaría cómo retomar el mando de mis ojos y lo haría.

  13. Has vuelto con brío. Te doy la razón. En el caso de la medicina, en concreto, esa fue la causa de que cambiara a la homeopatía.Tuve la certeza de que los medicina tradicional se limitaba a ocultar los síntomas y punto.Se olvidaba siempre de las causas.
    En esto de la vista pensé que era algo más objetivo.Pero bueno,lo reconsideraré como me aconsejas.

    ¡Ahora que había aprendido a ponérmelas y quitármelas con una sola mano!

  14. Joé Jusa, si esto es porque te han puesto gafas ¡no quiero pensar la que se va a liar cuando el médico te haga el primer tacto rectal para asegurarse de que tu próstata sigue en su sitio! Desde luego el de fireinyoureyes ha sido un golpe bajo…
    Perdón que le reste intelectualidad a esto de las gafas y me ponga un poco gamberro pero ¿has leído algún Manolito Gafotas?
    La verdad es que me parece fascinante tu habilidad para sacar todo a partir del más leve gesto de la vida (sin querer quitarle trascendencia a tu nuevo look) y plasmarlo en una entrada.
    Te seré sincero, yo no llevo gafas pero alguna vez me las he puesto a ver si así parecía más interesante…
    Por cierto, me parece genial la anécdota de tu amigo tirando las gafas mientras conducía. Acabó bien ¿no?
    Hasta la vista (je, je, je)
    Iñaki

  15. Llevas razón Iñaki. Creo que voy a escribir una entrada ya para el día en que llegue ese fatídico momento.
    Manolito Gafotas se lo he leído a mis hijas y lo pasamos muy bien.

    Mi amigo sólo fue valiente y decidido durante unos pocos segundos. A los pocos momentos, estábamos los dos parando la circulación e intentando recuperar las gafas en la carretera.(Bueno, los dos no, yo. El no veía absolutamente nada.)

    Saludos

  16. Qué indecente (y canalla y mentiroso) te pones Iñaki. Sabes perfectamente que eso NO TIENE que ser así.

    Mira, J, a mí me recetaron anteojos desde los 18 años, hace ya unos cuantos…. sólo los aguanté por unas horas. Nunca volví a usarlos…. hasta hace unos 2 o 3 meses “para leer”, luego era para leer y trabajar en la computadora, luego para leer, trabajar en la computadora y coser, luego para leer, trabajar, coser y….. hasta un día en que me sorprendí repitiendo como autómata esa maldita frase: “No veo nada, es que no veo nada, no veo nada…” era mi mantra. Seguramente, me has escuchado repetir el otro mantra: “La intención es causa”. Bueno, pues sí lo es. Si mi intención (consideración, opinión, pensamiento al fin) era que no veía nada, pues ¡qué diablos iba a ver! Así que lo primero fue quitar esa idea del medio y dejar de repetírmelo mentalmente cada vez que no tenía puestos los benditos anteojos, es decir unas 35 veces al día. Entonces escuché las dos conferencias aquellas de las que te hablé y entendí cómo podía recuperar el mando de mis controles de enfoque. Así, me di el gusto de hacer lo de tu amigo… sin parar el tráfico y sin accidentes potenciales, con mayor glamour y sobre todo, creando ese maravilloso efecto de misterio: “Cómo lo hizo?, cómo pudo?” ya sabes, como un mago de los buenos, con efectos especiales y toda la parafernalia. Thought is the boss.

  17. ¡¡¡ ATENCIÓN !!!
    ¡¡¡MILLA ESTÁ DEFENDIENDO A JUSAMAWI DE MIS MOFAS!!!
    ¡¡¡ESTA FECHA HABRÁ QUE TENERLA EN LOS ANALES DE LA HISTORIA DEL BLOG!!!
    Millaaaa, estas bajando las defeeeensaaaas

  18. M,
    Llevaba unos meses en los que los ojos se me cansaban, me picaban y a veces tenía dolor de cabeza.Esos fueron los síntomas.Después vino lo que vino.Ahora leo tu peripecia y no sé qué decirte. Voy a pensar en el asunto y tomaré una decisión.
    Thought is de boss, ¿y el camino del corazón?

    Iñaki,
    Indecente, canalla y mentiroso. No está nada mal para un primer asalto.

  19. jaja Iñaki, por Dios que me has hecho reir niño, el otro pobre sufriendo porque tiene que usar gafas y tu que le sales con eso jaja, quizas que vamos a encontrar por acà la proxima semana.
    Milla, sigo buscando la receta y no la encuentro, serà que debo decirle a mi mente que debe enfocar de otra manera, pues que la mal criada no me hace caso y sigo con las letras borradas, veremos si me escucha.

    Besos borrosos, y siiii, Jus, estoy acà, ¡¡¡Cuidado!! que me acabas de pisar, fijate màs por favor…

  20. J, el pensamiento, dependiendo del contexto, puede ser sinónimo de “Yo”. Cuando lo es (como en la frase que te escribí), por definición no tiene tiempo (de ahí la idea de la hipervelocidad del pensamiento), ni ubicación en el espacio, ni longitud de onda, etc… Por esa razón, aunque vive generalmente en la cabeza, pasa sus vacaciones –muy frecuentes, por cierto– en un rincón, pintado de amarillo, en el centro del corazón.

    Iñaki, considérate ignorado.

    Patricia, aquí está.

  21. mmm… eso pensé, mi mente debe estar un poco desvandada porque no me hace mucho caso, pero trataré, con tal quedar sólo con dos ojitos cualquier cosa.
    Cariños.

  22. Iñaki,
    Indecente, canalla y mentiroso… y ahora ignorado.Vas para matrícula.

    M,
    Entiendo.De ahí los dos caminos: el de la cabeza y el del corazón.

    Patricia,
    Me cuentas los resultados.Serás mi conejillo de indias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s