Los restos del día

m-51-1 m-80-1 m-126-1 m-75-1 m-60-1 m-89-1

El gato quiso quedarse a vivir en la casa. Su intención no fue suficiente.Cuando tuvo el estómago lleno su voluntad se debilitó y cayó en la tentación de seguir camino.Ahora cuando nos visita sé que es su estómago quien manda.Ya no me hago ilusiones sobre sus intenciones.

Las horas escondidas de un día de verano.El amanecer que puebla de luces la oscuridad. Un cazador furtivo, oculto en la sombra,atrapa la luz que asoma de la nada.

Luz, colores sobre un fondo blanco.Nadie se sienta en el banco.De pie, embobados, asistimos a un teatro de sombras.

Acaba la jornada, la brisa mueve las hojas de los árboles.El sol escapa, no desaparece.Permanece más allá de las montañas.Sueño con ser el gato con botas y de salto en salto perseguir al sol que nunca se pone.

La casa en ruinas sólo habla de un pasado del que yo ignoro todo.Me acerco e imagino escuchar las voces que la habitaron Yo sólo veo en ella proyectos.Espacios nuevos  y pasos que los recorren.¿Qué es una casa vacía? En todo caso pasado, tal vez futuro ,pero de presente no tiene nada.

Tiempo detenido.Sol de mediodía.Como pintar un cuadro en el que quieres quedarte para siempre de espaldas al mundo y a la vida.

18 comentarios en “Los restos del día

  1. Hombre, como siempre me dejas sin palabras.
    Sencillamente, Hermoso.
    Por favor, dale otra oportunidad al gato.

  2. Gracias, María eugenia. Me alegro de que te guste.
    Cuando vuelva el gato (le bautizamos Filadelfia) seré cortes con él y le hablaré de ti y de cómo me has convencido para que le perdone sus pequeñas traiciones.

  3. Nunca jamás se me habría ocurrido escribir una entrada a base de pies de foto! Por eso es que insisto que eres sino más, al menos igual fotógrafo que escritor. Qué alivio que nunca se te ocurrió ser periodista……. porque no se te ocurrió ¿verdad? [Que diga que no por favor, que diga que no…!] Si no te gusta la palabra (no sé por qué se me ocurre que el problema es con la palabra “fotógrafo”, en realidad no es una palabra muy bonita, es como tosca, suena como a alemán…) se pueden inventar otra(s): imaginista, mock-uper, atrapaluz, cazador de colores, luziernamante, diafragmador, timestopper, lumenominus…. no sé, hay miles de posibilidades, en todos los idiomas además.

    Como ves, no sé ni qué decir de las fotos. O mejor dicho, hay tanto que decir, que no sé por dónde empezar.

    Bueno, no defenderé al gato. Siguen como si nada después de la peor campaña de difamación en la historia del reino animal, así que pienso que no les afecta. Sólo diré en su favor que es inteligente como todos los de su especie: sabe que estás de paso y no comete el grave error de dejarse domesticar, como el zorro. Respecto a la del cazador, ya te dije todo lo que podría decirse de esa foto, sólo me queda preguntar ¿son lavandas? y morir de envidia si la respuesta es afirmativa. El teatro de sombras es de otro mundo. No creo haber visto nunca algo así. Por eso nadie se sienta ahí. Si se descuida y deja caer la tarde, quedaría embrujado por siempre jamás. Los horizontes son… horizontes. Se supone que son una ilusión, pero ahí están para verlos, soñarlos y enrumbar hacia ellos. Algunos están más cerca que otros. Mientras más lejanos, más añorados.

  4. En estas latitudes, el cielo nunca llega a tener ese color. Creo que hay demasiada luz o alguna otra ocurrencia óptica o atmosférica que desconozco. Tu mar amarillo es tan maravilloso como el turquesa que me envolvió el fin de semana pasado y que rodea la Isla por las cuatro direcciones, constante, tibio y apacible. No sé si sería buena idea cambiar los mares, pero con toda seguridad sí prestárnoslo por una temporada, con sus aromas correspondientes. Aunque posiblemente ya estés convencido del asunto, te reitero mi fascinación no sólo por este tipo de entradas que haces, sino por la combinación con las de “filosofía dura” 🙂 Me gustan ambas, por separado y combinadas, escriba algo o no.

    Si la vista y el foco no me engañan, sí son lavandas (sospechosamente inclinadas), así que creo que tendré un funeral el día de hoy… La del teatro de sombras, con el mismo condicionante, parece ser la adelfa de Federico (Nerium oleander), de savia venenosa, como debe ser, pero no me atrevería a jurarlo a esa distancia. Por igual con los árboles. Parecen dos tipos de Acacia sp. Una de ellas, la más cercana a las lavandas podría ser la del gato… Pero hay más de mil especies de este árbol diseminado por todo el planeta, así que no aventuraría más allá, especialmente porque desconozco los que adoptaron a Europa como su hogar. Si el árbol no es el mismo del gato, entonces el del gato debe ser una Cassia sp. (tiene las hojas más grandes, delgadas y espaciadas). Puedo estar equivocada, claro está, pero quizá nunca lo sabremos.

    Hermosa entrada, Jusamawi.

  5. Me encanta esta frase : “Como pintar un cuadro en el que quieres quedarte para siempre de espaldas al mundo y a la vida.”

    preciosos minino y precioso paisaje

  6. M,
    Seré claro: nunca se me pasó por la cabeza ser periodista. Es más,
    mi opinión sobre la mayoría de ellos no es demasiado buena. Me enfada muchísimo comprobar día a día como teniendo la oportunidad de explicar, dar a conocer, preguntar lo evidente e investigar se limitan casi siempre a ser la voz de su amo.

    En cuanto a la escritura y la fotografía no sé lo que soy .Ambas me gustan.Lo que sí sé es que me haré una tarjeta de presentación en la que ponga: Jusamawi: escribidor, atrapaluz y timestopper.

    He disfrutado mucho con tus comentarios sobre las fotografías.
    Me gusta que te gusten.
    Sí, son lavandas. Lo siento por la envidia.

    K,
    Vivo al lado del mar la mayor parte del año. Es curioso pero cuando no lo tengo al lado no lo echo de menos.Debo de ser un desnaturalizado.Lo lógico debería de ser que no pudiera vivir sin verlo, olerlo y oirlo. Si lo dijera mentiría. Prefiero sin dudarlo el mar de trigo y los colores de la tierra.
    Es bueno saber que coincidimos en el concepto del blog. Me da seguridad. Gracias por lo que dices.
    La lavanda está inclinada. Puede que yo inclinara un poco la foto.No te preocupes por tanto por el funeral.
    La adelfa de federico no la conocía, perdona mi ignorancia.
    El gato, Filadelfia,está subido a una acacia.En la otra foto es un árbol diferente.También es una acacia pero no sé su apellido.
    Mañana me fijaré en el tamaño de las hojas.
    Gracias por la clase de botánica. Ahora ya sé algo más que ayer.

    fireinyoureyes,
    ¿No has tenido nunca esa sensación?Seguro que sí. Uno imagina que dentro del cuadro todo es como tiene que ser.
    Saludos

  7. Sé que mueres por el trigo. Y no te falta razón. Sin embargo, no creo que podrías vivir mucho tiempo sin el mar de agua marina. Me atrevería a jurarlo. No es lo mismo dejarlo por un mes o dos teniendo el otro mar, que apartarse de él por mucho tiempo o por tiempo indefinido. Ahí es cuando la resaca de las olas comienza a jalarte hacia él, inadvertidamente al principio y luego de manera escandalosa. El mar marca a sus hijos, tarde o temprano se dan cuenta de cuánto.

    Las lavandas se inclinan en general, pero tu foto no parece estarlo. Te creo, en todo caso. De nada por la clase.

    Remansillo
    Federico García Lorca

    Me miré en tus ojos
    pensando en tu alma.

    Adelfa blanca.

    Me miré en tus ojos
    pensando en tu boca.

    Adelfa roja.

    Me miré en tus ojos.
    ¡Pero estabas muerta!

    Adelfa negra.

  8. Claro que he tenido esa sensación, y también te digo que tu frase consigue describir perfectamente con palabras ese deseo de querer parar el tiempo y disfrutar eternamente de un momento…

    saludos

  9. K,
    Lo del mar me lo dice todo el mundo. Piensan que me pasaría lo mismo que tú describes. Hasta ahora nunca me ha sucedido. Es posible que tengas razón.
    La foto apenas estaba inclinada, la lavanda sí. Quise eliminar tu mal augurio.
    Bonita forma de ver una adelfa. En medio de una poesía de Lorca. Gracias.

    fire,
    Exacto, ese es el sentimiento.

    Kit,
    Una de mis canciones preferidas de S.R. Título más que adecuado para la fotografía.Me has ganado por la mano.
    Gracias.

  10. Hola Ricardo,
    Acepto encantado tú invitación.La extiendo, con tu permiso, a
    todos los que pasen por aquí.
    Ya te he dejado mis primeras impresiones en tu blog.
    Otro saludo para ti

  11. Fantásticas y extraordinarias fotografías. Buen cazador de instantes, mejor compositor de sombras, tonos y color. Algunas de ellas me transmitió el aroma del trigo, otra la mirada curiosa del felino, el silencio, la armonía, la paz.
    Veo que por aquí no falta tertuliano ni calor humano.
    La paz sea con, para y de todos.

    La firma

  12. Bienhallado amigo,
    Dichosos los ojos y más dichosos aún al ver que has podido oler el trigo y disfrutar del silencio y de la paz.
    Shalom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s