Bloggers

No es cierto que haya tantos tipos de  bloggers como blogs.Las estadísticas hablan de millones y millones de blogs que han ido apareciendo como setas a lo largo de los últimos años.Muchísimos son el juego de un día,el sueño de una noche de verano o  de invierno, un mero intento , un arrebato .Luego quedan flotando vacíos y oscuros por la blogosfera.

Si pudiéramos saber cuántos blogs cumplen más de dos o tres años observaríamos que  la blogosfera es el país con el mayor índice de mortalidad infantil y la menor esperanza de vida.

De entre los que llegan a ser adultos son muy pocos los que alcanzan una difusión suficiente como para justificar ,por ese motivo, su existencia.La mayoría, no nos engañemos,están condenados a un casi absoluto anonimato.Aun y todo, la gente persevera y acomete la cotidiana actividad de sentarse frente al ordenador y dejar que sus ideas, opiniones,aficiones,reflexiones u obsesiones pasen a través de sus dedos a la pantalla.

De entre los que alcanzan la gloria de ser vistos y leídos por una legión de seguidores, poquísimos consiguen el beneficio económico que sustente el tesón necesario para seguir adelante con esta árdua empresa de ser siempre interesante,inteligente y atractivo.La mayoría, no nos engañemos,no aportan  nada en especial y nadan en la mediocridad y el aburrimiento.

De entre los que alcanzan gloria y dinero casi ninguno es deslumbrante.No hay relación directa entre fama y calidad.Casi nunca lo más visto ni lo más leído se corresponde con lo mejor o con lo bueno, por muy difícil que sea definir tales conceptos subjetivos.

De entre los deslumbrantes muy pocos son entretenidos y tienen,por ello, una barrera infranqueable para llegar  a ser populares.

Lo que mueve a la gente a crear un blog puede analizarse desde dos puntos de vista.Por un lado podemos considerar  que es la temática la motivación principal.Del mismo modo que un aficionado a la fotografía o a la música, por ejemplo, busca encontrar en su círculo social gente con la que compartir su afición, la blogosfera ofrece la opción de aumentar el número de posibles interesados en una materia determinada, dando,además, la oportunidad, según sea el caso, de exhibir aquello que hacemos mostrándolo públicamente.

Por otro lado, y no menos importante,está el hecho de publicar anónimamente todo aquello que pensamos.Temas que jamás trataríamos en público,poemas que nunca osaríamos leer delante de nadie o material que permanecería guardado en cuadernos o cajones, tiene ahora la posibilidad de ser mostrado.Es más fácil,además,esperar la reacción de quien lee lo que escribimos con una pantalla de por medio.Hay distancia y hay tiempo.No se da la inmediatez del cara a cara  y no hay que hacer piruetas verbales para no herir a nadie.El silencio de los otros será , en todo caso, nuestro mayor enemigo.Nada comparado con la cara inexpresiva o la palabra hueca de alguien a quien tengamos delante.

No hay datos que lo confirmen, pero parece claro que, gracias a los blogs y sus adláteres, hay mucha más gente que da un paso al frente  y  escribe, opina, comenta y abre la posibilidad de descubrir cosas que dormían olvidadas en su interior.Hay muchas más palabras navegando que las que nunca hubo escritas en cuadernos y diarios.Hay más poetas, pensadores, opinadores,comentadores,fotógrafos, creadores, divulgadores…de los que,de otra manera, nunca hubiéramos sabido antes.Que haya más no sé si es bueno pero es cierto, que los haya mejores es sólo un presentimiento.

Cuando ya se ha dado el paso, cuando ya habitamos este planeta universal de letras, teclas y pantallas, cuando cómodamente instalados hacemos público lo que sabemos o pensamos, llega el momento de plantearse,¿qué estoy haciendo?, ¿por qué lo hago?,¿hasta cuando?

Hablaré de mi.Tengo un blog.En unos meses cumplirá dos años.Lo que me motivó a empezar no puedo resumirlo en una causa.Fueron varias.Escribir.Escribir para otros.La decisión personal de publicarlo.La satisfacción de verlo negro sobre blanco.Saber lo que los demás pensaban.La oscura esperanza del aplauso.La disciplina.Obligarme a vencer la pereza que inundaba  tantos cuadernos en blanco, tanto proyecto inacabado,tanta palabra dormida en los desvanes.Sacar de mi cabeza  todo aquello que me daba vueltas,ordenar ideas,pensar en alto y lograr la paz después de expresar lo que pienso o lo que siento.Concentrarme.Hablar de lo que me gusta para que otros lo conozcan.Dejar de ser egoísta.

Nunca me motivó, lo confieso, conocer gente, establecer relaciones  ni intercambiar sentimientos.Ver sin ser visto. Escuchar sin ser oído era una tentación mucho más dulce.

Casi dos años después  ninguno de los motivos ha desaparecido.Estoy más tranquilo.Escribir es ya para mí un hábito.Eso me gusta. Siento,eso sí, una obligación que no siempre  es agradable.El tiempo se consume en leer otros blogs, hacer comentarios y responderlos.A veces, como en mi vida diaria, prefiero el silencio.Si pasan días y no publico nada algo me empuja a hacerlo.Yo no he firmado ningún contrato, detesto la sensacíón de tener que hacerlo a la fuerza. Una cosa es el hábito y otra la rutina.Una la devoción y otra la obligación.Me gusta recorrer los blogs amigos, descubrir otros hasta entonces desconocidos.Caigo con gusto en la tentación de ser tajante, de discutir y de intentar ser brillante.No me gusta decir lo que no pienso.Me produce cansancio dejar siempre constancia de que he estado.Sentir que me quito un peso de encima cuando ya he terminado.No soy cumplidor y por eso no me siento mal educado.No puedo decir hola y adios, qué bonito, nos vemos.No quiero agenda que me indique un horario.Odio los protocolos.

Cuando miro hacia atrás, no me arrepiento.

Pienso en las horas que he pasado escribiendo y leyendo.Me detengo a recordar momentos y compruebo aliviado que mi paso por este nuevo planeta está lleno de buenos recuerdos.

12 comentarios en “Bloggers

  1. Hay bitácoras buenas, que invitan a ser visitadas con sosiego. Detrás de ellas generalmente hay esfuerzo y dedicación. Pero tienes razón, la inmensa mayoría son mediocres y están poco atendidas.

    En ocasiones pienso que detrás de estas últimas hay una soledad infinita. Es evidente que fueron creadas para compartir cosas. Son como botellas lanzadas al oceano que esperan una respuesta.

    Se escriben reflejando la imagen de quien lo hace en la pantalla del ordenador. No esperan más que alguien les envíe una carta certificada al servidor. Se hicieron con una ilusión que se fue perdiendo al constatar que la soledad exige planteamientos adultos. Y esto último -en que hay jóvenes de 34 años- no parece que esté de moda.

    Un saludo

  2. Hola Arístides,Creo que es normal que esto sea así. Yo pienso que es una buena cosa que todos tengamos un acceso sencillo a publicar aquello que nos interesa.En este caso los blogs nos lo ponen en bandeja.El resultado, como es normal, ofrece ,en pocas ocasiones, calidad.Pero la idea me parece extraordinaria.
    Analizar qué hay detrás de cada persona que se decide a publicar algo es un tema complejo por lo variado, pero el mero hecho de que la gente se exprese, escriba, publique fotografías o dibujos, comente, discuta… es un gran ejercicio.
    Imjagino que sí hay muchos casos como el que tú describes.Es un perfecta imagen la de la botella que utilizas.
    Lo malo de estos casos es que no siempre llega una respuesta y menos aun si el propio mensaje no transmitía absolutamente nada.

    Otro para ti

  3. “No es cierto que haya tantos tipos de bloggers como blogs” Esta frase en sentido afirmativo, no sé porqué pero me suena de algo :).

    Yo creo que los blogs se dividen en dos grupos: comerciales y amateur. Los primeros parecen más diarios con forma de blogs que otra cosa. Mientras que los segundo son inclasificables pues existen tanto tipos como motivaciones mueven a su autor.

    Coincido contigo en lo fabuloso que es que cualquiera pueda gratuitamente abrir un blog y expresarse. Lo malo es que, una vez que pasa la novedad, se vé la realidad: un blog requiere mucho tiempo. De ahí, que la muchos queden a la deriva.

    Por eso, lo más sensato es tomárselo como un hobby nunca como una obligación. Además hay que tener paciencia, pues ya llegarán las visitas y los comentarios. Sobre todo estos últimos que es lo que de verdad le dá sentido y hace que dejemos de sentirnos “fareros”.

    Un saludo.

  4. JChef,
    El acceso cómodo y fácil a cualquier tipo de expresión es una buena cosa, no cabe duda.La manera de enfrentarnos a los resultados tiene que ser diferente.
    Las clasificaciones de los blogs pueden hacerse de muchas maneras. Una es la que tú propones.Dentro de cada una de ellas hay subdivisiones y así sucesivamente.
    Al final ,la que de verdad nos serviría es la que descubre la motivación de cada persona al hacerlo. Esto, no todos lo confiesan.

    Otro

  5. Recuerdo que no tenía una idea clara de para qué quería un blog, ¿Para colgar los cuadros? ¿Hablar de literatura? ¿Recetas de cocina? Sobre la marcha el blog fue adquiriendo su propia personalidad. Bien, pasada la euforia del diseño necesitaba, sino comentarios, algunas visitas. A renglón seguido buscar otros blogs que activaran mi empatía, comunicarme.
    Primera decepción, diarios de suicidas depresivos, de vírgenes, de pervertidos, de tímidos, de vanidosos, de aduladores, de cretinos. Luego de un buen filtro determiné un círculo de bloggers de confianza, temática y buena onda.
    En el transcurso de año y medio he aprendido que la sociedad virtual se rige por normas virtuales donde todo es tan posible como poco probable.
    Estadísticas y comentarios, el escabroso reconocimiento de lo que se nutre nuestro blog. Efectos secundarios, como del porno, nadie parece saber nada.
    Al margen de toda la especulación generada por el fenómeno, me parece una buena opción personal si está adecuada a las necesidades expresivas de cada uno. Sin embargo, no exenta de riesgos adictivos.
    Tom

  6. Lo cierto es que otros “habitantes de este planeta” también nos alegramos de las horas que has pasado leyendo y, sobre todo, escribiendo.
    Un abrazo

  7. eduard,
    Yo creo que si tenía una idea clara de cómo quería que fuera el blog.
    Luego vino, tras el apasionado comienzo,la soledad más absoluta.Uno quiere creer que escribe para sí mismo pero descubre que el marcador a cero es mala compañía.Comienza entonces una incesante búsqueda de pistas para conseguir ser oído.Esto ya no tiene ninguna gracia.
    Poco a poco van asomando sus cabecitas personas que se interesan por lo que haces y su continuidad te va dando seguridad. Revestido por ella, ya no miras atrás y te lanzas hacia delante.
    No te engañaré si te digo que ver que las estadísticas crecer es como un espaldarazo.Lo importante es que ya no es el primer objetivo.Todo ha ido bien si lo principal es escribir y comunicar.Si no….

    Iñaki,
    De ese tipo de cabecitas hablaba en el comentario anterior.
    Gracias.

  8. Pingback: Bloggers : Sysmaya ~
  9. Cuando abrí mi blog, lo hice por pura y absoluta voluntad de querer comunicarme expresamente con quienes comparten, como yo, la afición por escribir. En el camino me sucedieron muchas cosas, buenas en su mayoría.

    Creo que la afición por el género se basa en la inmediatez y la “baratura”. Es como ir al loquero sin pagar la consulta. En un blog se escribe lo que le place. Real o incierto, verdadero o falso, sublime o patético, lo que vale es el intento de expresión a toda costa. La búsqueda de interlocutores válidos para cada una de las chaladuras que la vida moderna no permite compartir, con calidad de tiempo, sin duda alguna alienta a quienes se inician en este viaje.

    Evidente resulta el hecho de que muchos se mantengan flotando en esta atmósfera por más tiempo que otros, porque son distintas personalidades y enfoques, tanto humanos, como de temática, amén de la cantidad de comentarios que sin lugar a dudas son el carboncillo de esta hoguera.

    Concuerdo con Eduard que lo más importante es lograr una comunidad de intereses similares, donde sea un agrado visitar al otro, entablar una conversación virtual con simpatía y apreciar al otro en su amplio espectro.

    Creo que el ejercicio tiene más satisfacciones que sinsabores.
    Saludos,

  10. chrieseli,
    De acuerdo con todo lo que dices.En mi caso, la motivación primera fue escribir y por supuesto el blog te ofrece la oprtunidad de que otros vean, lean, juzguen o comenten lo que haces.Todo lo demás, vino después y como dices la experiencia es casi por completo positiva.

    Un abrazo

  11. En principio está bien eso de ordenar ideas, intentar ser constante y sobre todo dejar de ser egoísta y compartir con el universo blogger tus
    pensamientos más profundos. Pero con el tiempo se convierte en algo más, se crean vínculos entre los internáutas aparece la necesidad de
    mejora constante, de superación personal y como las personas no siempre estamos inspiradas aparece la frustración…luego un día te das cuenta
    de que efectivamente no has firmado un contrato con nadie y que no debes sentirte culpable por ausentarte o no comentar todo lo que te gustaría.

    En mi caso, desde que os bauticé a unos cuantos como el club de sabios, cada vez que visito vuestra casa es como si me sentará en
    una silla de colegio y mirará embobada la pizarra con la intención de retener lo más importante de la lección.
    Me alegro enormemente de haber descubierto este universo tan enriquecedor.
    Lo que realmente me fascina es como llegué a descubrir algunos de los blog amigos y como han llegado otros a mi…

    Saludos J (si me permites llamarte así)

  12. Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dices en la primera parte de tu comentario.Eso es lo que debería pasar siempre con cualquier blogger.
    En cuanto a la segunda parte , me hace gracia que te sientas así y te agradezco ,en lo que me pueda tocar, que consideres todo esto enriquecedor.No es mala cosa lleer esto un domingo por la noche.
    Te permito llamarme J o Ju o Jus o como más rabia te de.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s