Warlock

De niño soñaba a menudo con vivir en  un pueblo del oeste americano.Me gustaba imaginar el ruido de mis botas en el entarimado que iba del saloon a la oficina del sheriff,el polvo que siempre se levantaba cuando llegaba la diligencia, los  caballos atados mientras los vaqueros  se tomaban un whisky que indefectiblemente el camarero les lanzaba haciéndolo deslizar desde la otra esquina de la barra,el desierto amarillo que se intuía rodeándolo todo y Kitty, siempre Kitty, que,provocativa, dominaba con su falso lunar en la mejilla a los vaqueros que se gastaban su jornal de la semana en una partida de poker.

La conquista del oeste pone a nuestro alcance un escenario perfecto para estudiar , a la manera de las tragedias  griegas,la disputa del hombre entre lo salvaje y lo civilizado, el intento  de valores como la justicia o la paz por  hacerse necesarios,el impulso humano por llegar a entenderse y construir en vez de destruir.

La vida  en la frontera de todo provoca sensaciones diferentes. La necesidad de establecerse y de considerar un territorio nuevo como casa y la posibilidad de seguir siempre en movimiento con el cielo  y las estrellas como techo.La conquista del oeste es un búsqueda constante en un espacio que se antoja infinito.Todo es nuevo y todo es peligro.Lo desconocido  y la epopeya de su descubrimiento.

En mis ojos de niño todo aquello era aventura.A pesar de la violencia permanente no era consciente de su presencia. Era parte del juego. Aquellos hombres y mujeres, lanzados en pos de una nueva vida, se enfrentaban cara a cara con la muerte y con lo desconocido.Muchos caían en el camino y la pistola arreglaba  aquello que la palabra no podía resolver.Hombres primarios que nunca disparaban por la espalda.Era mejor morir de frente que matar como un cobarde.Vaqueros analfabetos que hablaban de honor y valentía. Buscadores de tesoros que consumían su vida  en la búsqueda,  valedores de la ley que sabían de antemano que una bala acabaría con su vida. Borrachos, prostitutas,mineros,cazarecompensas,pistoleros que nos hacían  insufribles al telegrafista, al banquero o a tía Polly que se santiguaba al verlos.

Escenario, como he dicho, perfecto para descubrir lo mejor y lo peor que llevamos dentro.Violencia y venganza mezclada con un sentido primario de la justicia.Vida errante  y búsqueda de un lugar en el mundo.Empezar de cero.Ese sueño que tantas veces soñamos pero que nunca es posible.Trágica lucha contra el destino y trágicos héroes que desafiaban a dios, la naturaleza y los demás hombres.

Levantarse, caer y volverse a levantar del suelo polvoriento que ensuciaba la ropa y las entrañas. Leyendas de forajidos que no producían miedo.Fragilidad de la vida que avanza entre balas que silban al pasar a nuestro lado.Todo efímero , nada constante.

Ley  y orden traicionadas por la llamada de lo salvaje.Hombres y mujeres sin pasado.Futuro incierto.

Creo que nunca había leído un western.El Far West es para mi cinemascope. Cow boys, Dogde City, Ok Corral,Pat Garret y Billy the Kid.El desierto y el polvo.Pañuelos ocultando la cara,sombreros, espuelas,colts , whisky y zarzaparilla.Dormir al raso en torno al fuego, cabalgar por inmensas praderas,sol abrasador, llegar a la ciudad y traspasar las puertas del saloon.

Ya lo he hecho. He leído una increíble novela que narra en ese fondo cinematográfico la lucha del alma humana por encontrarse.Ese viaje mucho más azaroso que el hecho por cualquier caravana en la búsqueda de un nuevo mundo.Oakley Hall narra con maestría el origen de la sociedad.Análisis certero sobre la dificultad de encontrar reglas que fundamenten la vida en común.Reflexión sobre el bien y el mal que conviven en cada uno de nosotros.

Warlock es un embrión de sociedad que parece condenada al fracaso.Ciudad sin ley y sin valores.Seres humanos que fabrican héroes siempre por su conveniencia. Héroes que luego  molestan y que han de desaparecer.Seres malvados que ofrecen la vida por amistad.Espíritus inquietos que prefieren la incertidumbre del camino a la tranquilidad del amor.Hombres que hacen y se humanizan y otros que dejan hacer y se animalizan.Valientes violentos y pacíficos cobardes.Toda la contradicción que el ser humano encierra mostrada en un mundo perdido y naciente.El hombre dejado a sí mismo para ver  quién de los que lleva dentro vence.

El hombre se une cuando lucha contra algo.Cuando se vislumbra la amenaza o cuando ya sucedió la catástrofe.Creemos entonces ver a  lo mejor del ser humano.Lo trágico , lo descorazonador es que el hombre se une siempre en contra de algo, nunca a favor.

Canning, el ayudante del sheriff, había sido la esperanza de Warlock.Durante el tiempo que desempeñó el cargo llegamos a creer, con ese eterno optimismo humano, que se realizaban progresos, aunque moderados, hacia la implantación de una especie de orden en Warlock. Desde luego era, con mucho, el mejor de la variopinta proliferación de agentes que se habían encargado de nuestra cárcel.

Seiscientas ochenta y siete páginas más tarde cerré el libro. Ya no quería vivir en un pueblo del lejano oeste americano.No me importaba el sonido de mis botas, no deseaba tomar un whisky en el saloon en compañía de Kitty.No quería nada de esto pero  conocía un poco mejor los entresijos del alma .

12 comentarios en “Warlock

  1. ¿Un tequila en el Club quizá?

    Espléndida descripción. El Western no es lo mío para nada, pero leyéndote a veces siento que algunos de mis límites tiemblan peligrosamente. Otros, me sorprenden al día siguiente 2 o 3 metros más allá de donde los había dejado la noche anterior.

  2. Hola, por casualidad visité tu blog y debo decirte que me gusta tu estilo para escribir. Comparto esa afición contigo.

    Pronto volveré para leer algo más de lo que tienes publicado.

    Te invito a visitar el mio, todavía no es tan vasto porque lo inauguré hace un par de semanas

    http://antareswords.wordpress.com/

    Saludos

  3. Me encantan los westerns, quizá porque los veía con mi padre y hermanos, buenos recuerdos. Me he quedado aturdida leyendo tu reflexión después de haber leido “Warlock”. Aturdida, porque es una reflexión certera y lo más me ha llamado la atención es que nos solemos unir “en contra de algo, nunca a favor”. Visto el panorama social y económico en el cual nos desenvolvemos tengo que reconocer que da cierto pavor.
    Un saludo afectuoso,

  4. Kit,
    Acepto el tequila.Derribar límites no es mala cosa.Si eres curiosa no podrás evitarlo.

    Antares,
    Siempre me alegra ver que alguien se detiene por aquí y se molesta en dejar unas palabras. Gracias por las tuyas.
    Iré.

    Luis,
    Gracias.Estoy seguro de que no te arrepentirás.

  5. Anne,

    A mi también me gustan. Cierto es que los veía más hace años. Es un estilo que suele ser infravalorado porque muchos se hicieron aprovechando una moda y que no hacían más que repetir ciertos tópicos una y otra vez.
    Me parece que es un fondo histórico lleno de posibilidades para indagar el corazón humano y sus asuntos.
    Esta novela a mí me ha gustado por eso. Si además recreo paisajes, personajes y objetos que, como en tu caso,se pierden en los recuerdos la impresión que me ha dejado es aún más gratificante.

  6. Llego hasta este su Blog atraída por los comentarios que deja usted en el de Eduard.

    Tras leer su “Yo” concluyo que si todos los ingleses cuando hablan mienten y usted no es inglés …

    La cantidad de lectura pendiente oprime pero añado Oakley Hall sin dudarlo tras leer este texto tan especial del que me quedo, entre otras muchas cosas, con “la lucha del alma humana por encontrarse” o con “el hombre dejado a sí mismo para ver quién de los que lleva dentro vence”.

    Un saludo.

  7. letrasdeagua,
    Bienvenida al blog.
    Me impresiona un poco que me hables de usted. Yo, si no te importa, utilizaré el tú.
    Me alegra mucho que lo que he escrito haya despertado tu interés por el libro.Sinceramente creo que merece la pena.Más si cabe tratándose de un género que a todos nos hace dudar a priori.
    Gracias por la visita y el comentario. Lo aprecio de verdad.

    Salud!

  8. Creo que no sólo hablas del western, ese estilo de vida que tan bien has reflejado en tu entrada. Creo que también hablas de los EEUU de aquellos tiempos, de la conquista del oeste a la de Alaska, de los cazadores de recompensas hasta los indios salvajes.

    Todos sabemos que los EEUU son un país joven, un niño al lado de Europa, sus habitantes no sienten el mismo arraigo a la tierra que podríamos tener los europeos, la identidad. Aquí somos mucho de rebuscar en nuestro pasado genealógico, en ponerle nombre a los bisabuelos y de repente escribir novelas sobre sus vidas, sus guerras, sus pasados.

    En el Fard West del revólver, donde resolvían sus diferencias a balazos, tiene una explicación, no sentían que nadie les esperara a la vuelta del trabajo (Duelo o Saloon en este caso) La ausencia de raíces les convertía en hombres y mujeres solitarias y duras, en una onda de mata y vive o perdona y muere.

    Gansters de New York es un ejemplo de lo que intento exponer, irlandeses, italianos, polacos, ingleses, franceses, holandeses, la película de Scorsese, con actores de caché como Leonardo DiCaprio, Daniel Day-Lewis, Cameron Diaz, guión de – DICE: ¿?…Jay Cocks, Steven Zaillian, Kenneth Lonergan.¿?….

    Basado en un libro de Herbert Asbury, un periodista que logró celebridad en 1926 con un reportaje sobre una prostituta que conseguía clientes en los cementerios, es el origen de esta larga película de Scorsese. Lo he contrastado en Fila Siete, Web de cine.

    De hecho yo había leído la misma historia novelada y firmada por el gran Borges en su Historia Universal de la Infamia. No obstante creo haber leído que tanto para Asbury y Borges las fuentes fueron las mismas, los archivos de historia del mismo ayuntamiento de New York.

    Este hecho histórico viene a casar con lo que quiero decir, aquellos hombres se enfrentaban a muerte por proclamar su identidad sobre las otras, al mismo tiempo que aquella tierra les resultaba ajena, temporal, inhóspita, pues no era Alemania ni Escocia ni Dinamarca. Lejos de sus raíces, presos de una transición histórica, se convirtieron en alimañas salvajes, dispuestos a matarse por una supuesta falta de honor o a colgarse por el robo de un caballo.
    En dicho contexto la lucha del alma humana por encontrarse es mucho más compleja, vive condicionada a la fecha histórica, a los cambios, a la colonización de un país donde la ley brillaba por su ausencia.
    Con este comentario quise decir que el entorno es vital para las reacciones de ser humano.
    En el mismo libro de Borges hay un cuento sobre Billy the Kid titulado -El Asesino Desinteresado Bill Harrigan-. El cuento cuenta con cuatro cortos capítulos de títulos adecuados a lo que nos ocupa:
    El Estado Larval
    Go West
    Demolición de un mejicano
    Muertes porque si

    Recuerdo que en algunas ocasiones he imaginado cómo hubiera sido mi vida de haber nacido en otra época, con los romanos, en el siglo de oro, en el Oeste americano, con mi revólver y mi winchester, mis botas con espuelas, mi sombrero, tomando copas en el saloon, disparando contra el más rápido.

    El Sheriff King

  9. Tienes razón. Gangsters de Nueva York es otro Warlock. Es un ejemplo perfecto para explicar el tipo de mundo al que me refería.
    En cuanto al problema de la identidad no estoy tan seguro. Lo que me llama la atención de los orígenes de este país y en concreto de la conquista del oeste es lo primario.Empezar de cero, establecerse, buscar un lugar en el que echar raíces,viajar a lo desconocido,no tener nada que perder,vivir la aventura del descubrimiento, enfrentar peligros insospechados,perder o ganar, el todo o nada, la violencia asimilada como algo natural pero disfrazándola con códigos de obligado cumplimiento,la mezcla de gentes en busca de una oportunidad con solitarios que escapan para olvidar su pasado, vivir en tierra de nadie,la llamada de lo salvaje, la búsqueda de justicia,la necesidad del héroe,el silencio de los corderos,la primera oportunidad para unos y la última para otros…
    EEUU es un país joven, es cierto, pero creo que sienten una identidad no sé si con la tierra o simplemente con los mitos que han establecido en torno a la fundación y el desarrollo de su país. Tal vez esto sea comprensible en un lugar que en menos de tres siglos ha llegado a ser la mayor potencia de la tierra.

    Cuando yo me imaginaba viviendo en Dodge City las pistolas disparaban balas de fogueo, las chicas del salón eran alegres y felices, el sheriff era inmortal, el whisky no rascaba la garganta y Toro Sentado me recibía en su poblado para contarme historias de la luna.

    El Marshall Dillon de Dodge

  10. Marshall. Me han gustado mucho estas últimas líneas. Una invitación a soñar lindo por un momento. El whisky en ocasiones es bueno que rasque en la garganta o arda en el estómago pero las pistolas siempre deben disparar balas de fogueo mientras Toro Sentado cuenta historias amables a la luz de la Luna para hacer Felices a tod@s los llegados desde el salon pues ya es bastante cruda con ellos la realidad.
    Bonitas reflexiones sobre ese especial sentimiento norteamericano. Me ha gustado este apunte a la fuerza obtenida directamente de la tierra aunque también sin duda heredada de aquellos que hubieron de sobreponerse a ese perder o ganar contra los elementos o, insisto, contra uno mismo.

  11. Soñar lindo ,como tu dices, es necesario.Soñar lindo es el impulso que nos lleva a emprender esa lucha contra los elementos y contra uno mismo de la que hablas.
    De otra forma nos limitaríamos a quedarnos quietos, en una inmovilidad cercana a la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s