Pensamientos para Violeta

A pesar de todas las cualidades que te adornan,concluyes manifestándote incapaz de ser feliz.Si uno se pregunta en quë consiste la felicidad se ve rápidamente en un callejón sin salida.Por muchas definiciones que nos planteemos, ninguna se nos muestra satisfactoria.Para muchos  la felicidad es una entelequia.Para otros sólo se atisba la felicidad en unos pocos momentos puntuales de la existencia.Si uno se pregunta ¿soy feliz? y la respuesta se la da a si mismo, sin pensar que otros la escuchan, admitamos que prácticamente siempre la respuesta será negativa.¿Significa esto que todos somos infelices? No.Los valores absolutos  dificilmente se pueden responder con monosílabos.Siempre necesitamos algo más, o dicho de otro modo,siempre echamos algo en falta.La solución pasaría por no necesitar nada en absoluto.Y esto ,que sepamos,o es otra entelequia, o solo lo han conseguido unos pocos iluminados.Curiosamente cuando  nos hablan de la felicidad de estos últimos, no la queremos para nosotros.No somos capaces de concebir una vida sin objetivos, sin necesidades que cubrir, y,tistemente,sin ambiciones.
La ambición es un arma de doble filo que siempre termina cortándonos.
Lo importante es darnos cuenta de que lo contrario de la ambición no es el conformismo o la abulia, sino la satisfacción.En este estado de cosas lo único que me queda por decirte es que lo más cercano  a la satisfacción y por ende a la felicidad es algo tan cabal como ser consecuente con uno mismo.Es una cuestión de dignidad.

Por ahí se empieza.

12 comentarios en “Pensamientos para Violeta

  1. Estoy completamente de acuerdo.
    Hola, entro de vez en cuando en tu blog y todavía no había dejado ningún comentario.
    Para ser felíz uno debe sentirse bien consigo mismo y su integridad debe ser alta. Además respecto a lo que dices a cerca de no necesitar nada, no tener objetivos… tampoco lo quiero para mi, ya que si lo tienes todo se acaba el juego.
    Hay una definición que me gusta mucho de Felicidad y dice así: “La felicidad es la superación de obstáculos no desconocidos hacia una meta conocida y, pasajeramente, la contemplación del placer o rendirse a este”. (L.Ronald Hubbard).
    Un saludo y felicidades por tu blog. Cristina.

  2. Hola Cristina,
    Acabo de llegar a casa y me encuentro con la agradable sorpresa de tu comentario en el blog.Espero que no sea el último.Lo que dices me parece interesante.Lo que no acabo de ver del todo claro es lo de tener una meta conocida.A veces tengo dudas de si las metas ayudan o son fuente de frustraciones.Solemos pensar que vivir sin objetivos es sinónimo de una vida
    vacía.¿Por qué no pensar que la falta de metas puede hacernos vivir más intensamente cada momento y que este mero hecho de vivir sea lo que va dando sentido a lo que hacemos?Quizás la meta está sólo un paso más allá de nosotros y no tan lejos que nunca podamos alcanzarla.

  3. Hola de nuevo. Gracias por la acogida.
    Para mi es imprescindible tener objetivos y metas. Y creo que como tú dices se puede vivir intensamente cada momento (una meta puede ser ir al cine con tu pareja y cuando la cumples te sientes fenomenal, o tomarte un helado, o pasar un rato leyendo un cuento a tu hijo…)
    El problema es que muchas veces las metas que nos ponemos son inalcanzables y al no poderlas alcanzar nos sentimos mal, desilusionados… y si esto pasa muchas veces terminamos por no querer intentar nuevos retos y preferimos “disfrutar del momento”.
    Pero se pueden poner metas todo lo lejanas que uno quiera mientras luego hagas una escalera de objetivos alcanzables que uno tras otro te lleven a la consecución de esa meta. Y entonces te sientes ¡felíz!
    A mi a veces me pasa que siento que más que conducir yo mi vida, ella me conduce a mi, y es una sensación que no me gusta, me siento como sin objetivos, sin metas como en un rio que me lleva que yo no controlo.
    La solución siempre es la misma. Ponerme pequeñas metas en las diferentes áreas de mi vida (mi pareja, mis hijos, mi trabajo…) y conseguirlas. Y no por no ser utópicas dejan de ser metas ni me hace menos felíz su consecución.
    Bueno… que me enrrollo. Gracias por este espacio. Es genial encontrar sitios y personas a los que les interesen los temas realmente importantes.
    Un saludo. Cristina.

  4. ¿Sabes por qué salen las caritas? Yo no las he puesto o no intencionadamente, de hecho no las sé poner. Quizá por no cerrar el paréntesis… En fín cosas de estos artefactos…

  5. Bien, bien Jusamawi…
    Como me esperaba, visitar tu blog ha sido una grata sorpresa (aún tengo que ver el otro).
    Veo que has seguido trabajando para entrar en el nundo digital y ya eres un experto además de aportar algo (o mucho) a la red, lque es lo que la hace maravillosa.

    Me gustan tus reflexiones, aunque no he tenido tiempo de profundizar, Te prometo leerte y contestarte. Hasta pronto. Eneko

  6. Hola Cristina,

    Yo no creo que el carpe diem sea la solución. Lo que sí me plantea dudas es la obsesión con el logro de objetivos.Me suena demasiado empresarial y competitivo. Cuando el objetivo de nuestro quehacer es la consecución de un logro, podemos dejar por el camino otros muchos senderos que nos habrían llevado a lugares tal vez interesantes.Es lo que pasa cuando nos ponemos anteojeras.Todo es recto, no hay variantes.Hay que tener en cuenta que la línea recta no es siempre la distancia más corta entre dos puntos.

    Hasta pronto

    P.D.: En cuanto a las “caritas” no tengo ni idea.Nunca las he usado.

  7. Hola, hola, hola. Sigo viva, aunque he estado un poco muerta porque las noticias -debería decir la noticia- de Austria me han dejado en el secadero.
    Joseph Fritzl hizo lo que hizo porque quería y porque podía: sabía qué necesitaba y se lo pudo proporcionar. Somos seis mil millones de personas, la mitad somos mujeres. Bien de los 350 millones de africanas, por poner un caso, ¿cuántas han tenido en la violación su primer contacto con el sexo? y en el sudeste asiático, ¿qué tal?, ¿cómo lo veis?. y del universo musulmán, donde también habitan unos cuantos millones de mujeres, ¿qué me contáis?. Luego estamos nosotras, las ricas, soportando unos porcentajes de abusos en la infancia no declarados pero que sí nos acompañan toda la vida. En fin, mientras los hombres no comprendan que el sexo no va asociado indefectiblemente al placer ocurrirán historias como estas; quizá no tan “espectaculares” (creo que la gente se va a sacar fotos delante de la casa) pero igual de infames. Lo dicho, lo más llamativo proviene de cuestiones de logística (burocracia, ventilación, ropa, alimentación …) . Sobre el tema de fondo no se han generado artículos.
    Bueno, en cuanto al tema de la felicidad y las metas, entre unmundomejor y jusamawi, voto por jusamawi. Yo también dudo de las metas y de los objetivos como condición de felicidad. La contemplación en febrero de un árbol de mimosas en plena floración, produce en mí una especie de felicidad que me alimenta espiritualmente, me serena y hace desaparecer el desasosiego que habitualmente me acompaña. Afortunadamente, además, la vida está llena de “mimosas en flor”. Un beso para todos

  8. Bienhallada Violeta:

    Pasado el susto sufrido por tu desaparición y aliviado al reencontrarte sana y salva paso a perpetrar un atraco.
    Tienes absolutamente toda la razón,y conste que me da rabia admitirlo, en todo lo que dices.Esta vez mi vertiente polemista queda aparcada para otra ocasión.La habrá, estoy seguro.

    Tocas en tu comentario uno de mis temas predilectos: nunca se trata el fondo de las cosas. Me apropio de tu idea y te remito a una nueva entrada en el blog/bitácora para desarrollar un poco este tema.Sólo un poco pues el asunto es largo,complejo y escabroso.

    Espero que no estés de acuerdo con todo y así podamos seguir entablando polémicas. Además, admitámoslo,estar de acuerdo en todo es muy aburrido.

    Arriba las manos

    Jusamawi Enmascarado

    P.D.: Del resto de temas que tratas en tu comentario tendrás noticias mías

  9. Hola susanamg

    Aunque tu comentario parezca paradójico, no lo es en absoluto. La aspiración a la felicidad absoluta y constante no es más que eso, una mera aspiración.La realidad es esa dualidad de la que hablas, siempre estamos satisfechos e insatisfechos a la vez o infelices por la mañana y felices por la noche.
    Así somos, pero por aspirar que no quede

    Gracias por tu visita y comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s